Jackson supera expectativas

Un anillo para gobernarlos a todos

Doce meses después de que se estrenara El Hobbit, un viaje inesperado y a pesar de las quejas y consternación de múltiples críticos sobre la sobreexplotación de la legendaria novela de J.R.R. Tolkien, llegó a los cines El Hobbit, la desolación de Smaug, una nueva aventura de nuestros queridos elfos, enanos, hobbits y orcos, de todas las clases y variedades y que forma parte de la trilogía que se ha zanjado este año 2014, por el momento, vamos a analizar la segunda parte. Sin embargo, antes de adentrarnos en el apasionante mundo friki os dejo una lista de las 6 películas que todo friki que se precie tiene que haber visto. Allá van:

1.’El imperio contraataca’ (‘Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back’, 1980): No es mi preferido (el del 77 siempre me ha parecido el más divertido) pero reconozco que en el episodio dirigido por Irvin Kershner, más dramático y oscuro, se encuentran las escenas más logradas de la saga. Para la posteridad, el duelo entre Luke Skywalker y Darth Vader…

2.’Regreso al futuro’ (‘Back to the Future’, 1985):  Todo adolescente con afición al cine fantástico ha querido ser Marty McFly, viajar en el tiempo y vivir aventuras contra toda lógica. Sigue siendo una gozada este trabajo de Robert Zemeckis.

3. ‘Pacific Rim’ (2013): ¡Transformers contra Godzillas! El sueño de todo friki. No disfruté con este aparatoso espectáculo de “mechas” y “kaijus” firmado por Guillermo del Toro (prefiero su visión de Hellboy) pero tiene secuencias divertidas y destellos de ingenio en la puesta en escena. Y hay criaturas gigantes destrozándose a golpes, más una japonesa guapa. Eso mola sí o sí.

4. ‘Matrix’ (1999): Es el equivalente a ‘2001’ para los gafapastas. Los hermanos Wachowski asombraron a Hollywood y arrasaron en taquilla con este espectacular mix cargado de referencias, acción desatada y filosofía de instituto que se vendió como “la nueva Blade Runner”…

5. ‘El señor de los anillos: El retorno del rey’ (‘The Lord of the Rings: The Return of the King’, 2003): Peter Jackson aceptó el reto de trasladar a la gran pantalla la obra más popular de Tolkien con una ambiciosa trilogía que arrasó en taquilla y en los Oscar. Once estatuillas se llevó la tercera parte, la más emocionante pese a un final alargado en exceso.

6. ‘Star Trek II: La ira de Khan’ (‘Star Trek: The Wrath of Khan’, 1982): El título más emocionante de la franquicia creada por Gene Roddenberry con William Shatner y Leonard Nimoy como protagonistas. Nicholas Meyer la dirigió y J.J. Abrams la reinterpretó con ‘Star Trek: en la oscuridad’ (‘Star Trek Into Darkness’, 2013).

La cinta de la trilogía con la que Peter Jackson regresa a una Tierra Media completamente digitalizada y capaz de provocar a todos nuestros sentidos y alguno más continua la aventura de Bilbo Bolsón, junto a Gandalf y trece enanos guiados por Thorin, Escudo de Roble, en una misión épica a la que nos tiene acostumbrados Jackson, para reivindicar la Montaña Solitaria y el reino perdido de los enanos, Erebor, que está custodiado por el gran protagonista de esta secuela, el dragón Smaug. Y es que, el terrible dragón es en sí mismo un espectáculo visual y auditivo que justifica el precio de la entrada, que además pone su guinda con la rotunda y grandiosa voz de Benedict Cumberbatch.

THE HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUGEsta entrega no solo suma incontables y disparatadas microaventuras como en el anterior film, sino que añade un puñado de tramas paralelas que encajan de manera sublime y destensan el hilo conductor del viaje de los enanos, que se ve cumplimentado con un trío amoroso entre el elfo más conocido en el mundo del cine, nuestro querido Orlando Bloom, que retoma elegantemente su papel de Légolas, el príncipe hijo de Thranduil (Lee Pace), el rey de los elfos silvanos y que queda prendado de un nuevo personaje creado específicamente para la ocasión, una bellísima elfa Tauriel (Evangeline Lilly) junto a la que protagoniza las mejores escenas de acción, pero a la que no podemos perdonar su escasa química con el enano más alto del clan, kili (Aidan Turner) que queda forzado e incrédulo y que suponemos cumple su función comercial.

Dos horas y media de metraje de una película colosal en todos los sentidos, ya que su espectacularidad bien vale que se vea en la gran pantalla. De lo contrario te perderías esas escenas enmarcadas en unos paisajes solo propios de Nueva Zelanda, con unos planos dignos de admirar acompañados de una banda sonora característica, marca de la casa que ha incluido la colaboración de la orquesta sinfónica de New Zealand y la sublime voz de Ed Sheeran que ha creado ‘I see fire’ para digerir el cliffhanger del final, con el que los espectadores se quedan con ganas de más. Más Bilbo, más Martin Freeman, que es el Hobbit más perfecto que Tolkien hubiera imaginado. Jackson cumple y supera expectativas.

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí os dejo el tráiler.

Advertisements

3 responses to “Jackson supera expectativas

  1. A mí Matrix en el cine me dejó boquiabierto… todavía recuerdo la sensación de locura, de no saber qué pasa, de la primera media hora… La pastilla roja, la pastilla azul… el gato del deja-vu…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s